16 de septiembre de 2008

"Así viven muchos amigos míos, sin hablar de un tío y dos primos, convencidos del amor-que-sienten-por-sus-esposas. De la palabra a los actos, che; en general sin verba no hay res. Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio"

He tenido ese pasaje en mi mente toda la semana

5 comentarios:

Lucy ana in the sky with diamonds dijo...

claro... como si uno pudiese elegir...

quelqu'un dijo...

Que ocurrió con el "hola"? =O
me gustó el "pasaje"..
saludos matias
adios :)

just the way the cookie crumbles dijo...

(suspiro)
si uno pudiera elegir...

valentí dijo...

no tendría tanta magia si se eligiera. es espontáneo, un rayo que te parte... todo eso, lo que dice. por eso tiene luz por más oscuro que uno lo vea a veces, o no?

Extranjera dijo...

Gran pasaje.
Saludos.

El gato en la ventana

Uno de los gatos que vivió conmigo por algunos días se tiró por una ventana. Tuve que bajar a buscarlo y llevarlo de nuevo a la casa. Y unos días después me di cuenta de lo que pasaba. El gato, estaba parado en la misma ventana desde la que se tiró el otro día y miraba fijamente al organillero que se ponia cada tarde con su loro a tocar sus melodias a los mecanizados caminantes que por esos sectores circulaban en el día y, de vez en cuando, o sea cuando sentía que era el momento, hacia un movimiento como para lanzarse a disfrutar de la calle, que junto con la musica y los pequeños que se acercaban siempre terminaba convertido en una especie de remolino de jubilo y fascinasión.
Sé lo del organiero porque cuando se asomaba por otras ventanas desde las que no se veía se retiraba al instante. Ojalá no se quede esta vez , como pasa a veces con muchos, sólo mirando para siempre.