19 de noviembre de 2007

Esperanza

Escribió palabra por palabra: " Podrias intentarlo alguna vez, solo por probar algo nuevo. Sientate, respira hondo , y piensa que corres por donde siempre quisiste correr... aferrandote a alguna idea , o algun objeto que sera tu vinculo a tu idea ... no respires mucho , ni aire , ni ideas , que ambas ahogan... vé una escalera frente a ti , al final de todos los peldaños , esta lo que has deseado toda tu vida , el objeto de tu existencia , pero cada peldaño te hace caer nuevamente... imaginate todo lo que pensaste ser , lo que se te impedía esta arriba, es solo cuestion de visualizar ... Ahora resta contar cuantos peldaños pasaran hasta llegar hasta arriba... "

Se desperto sudando entre las frazadas y leyo su ultima frase :

" no cuestiones nada , solo piensalo .... "

4 comentarios:

BBA dijo...

Holaaa, mmm por alguna extraña razón o fuerza externa googlistica aparecí aquí..
me gustó el blog, lo que piensas y escribes. tu estilo muy la Zona, ojo, no la zorra, aunke tb..
bueno ese sería mi aporte, pasaré por aquí regularmente..
Saludos

la anonima fofi :| dijo...

mira ke sexy y top
ese gato
la tal gorda :)
es lo mejor ke ai en el mundo
ojala fuera mia

:OOOO
ya oh no se ke eskribir
:)

Fotografia dijo...

que liiindo lo que escribiste O.O
cacha que ayy no séme gusto mcuho
es queen verdad
me senti identificada
las personas tienen TAAANTOS sueños, tanto afán por conseguir y cnocretas sus metas....pero cuesta tanto llegar que la mayoria por no tomar el camino largo, el bueno, el que te enseñara algo en lavida , toma el corto y a la mitad de eso...se rinde =/
pero no!
hay que persistir, o no?




no lo pienses tanto, sólo hazlo ;D
asi era no? xD ahha



ñaa :P

just the way the cookie crumbles dijo...

uta, soy la Bea
verdad que lacosa de fotografia es gmail tambien
hahah SUER BIEMNN!! (Y)

El gato en la ventana

Uno de los gatos que vivió conmigo por algunos días se tiró por una ventana. Tuve que bajar a buscarlo y llevarlo de nuevo a la casa. Y unos días después me di cuenta de lo que pasaba. El gato, estaba parado en la misma ventana desde la que se tiró el otro día y miraba fijamente al organillero que se ponia cada tarde con su loro a tocar sus melodias a los mecanizados caminantes que por esos sectores circulaban en el día y, de vez en cuando, o sea cuando sentía que era el momento, hacia un movimiento como para lanzarse a disfrutar de la calle, que junto con la musica y los pequeños que se acercaban siempre terminaba convertido en una especie de remolino de jubilo y fascinasión.
Sé lo del organiero porque cuando se asomaba por otras ventanas desde las que no se veía se retiraba al instante. Ojalá no se quede esta vez , como pasa a veces con muchos, sólo mirando para siempre.